Masajes eróticos y tántricos en Málaga

11 dic Masajes eróticos y tántricos. Puro erotismo en Málaga

En ocasiones, las personas creen que un masaje erótico o tántrico lo puede dar cualquiera. Cuatro caricias, un par de besos, una actitud seductora y ya es suficiente. Pero no es así. Los masajes son mucho más que el contacto puramente físico: son un instrumento de comunicación para potenciar las relaciones personales. Y, debido a su gran importancia, no pueden realizarse de cualquier manera. La sensación interior que nos provocan las caricias, los roces, los abrazos y los frotamientos de la piel nos ayudan a pasar de la comunicación corporal a la comunicación mental. Es sumamente importante aprender a tocar y a ser tocado para disfrutar al máximo del placer.

Para dar un masaje erótico o tántrico en condiciones las masajistas de centro milenium ofrecen una clase magistral a los curiosos.

¿Quieres sorprender a tu pareja con grandes habilidades eróticas?

Una de nuestras perlas te enseñará en una o varias sesiones los secretos de la técnica sensual por excelencia, para que así puedas ponerla en práctica en tu propia cama. Sólo tienes que acudir a nuestro centro (en pleno corazón de Málaga), elegir la masajista y prestar toda la atención posible a sus instrucciones. Sin embargo, antes de la sesión, puedes familiarizarte con el masaje erótico gracias a nuestros consejos.

¿Cuál es la mejor postura para realizarlo?

En el mudo taoísta no existe ninguna posición ideal. De hecho, todas lo son. La adopción de diferentes posturas en una sesión de masaje erótico estimula distintas partes del cuerpo, ejercita diferentes músculos y articulaciones y proporciona más de un beneficio para la salud. Además, se producen cambios de ritmo muy interesantes y la excitación fluye sin barreras. No obstante, hay dos posiciones básicas que no pueden faltar en una sesión:

· El receptor cabeza abajo: todo masaje erótico comienza en esta postura. Al principio, el objetivo principal es encontrar el placer en la relajación, la tranquilidad y la desconexión del exterior. El receptor debe abandonar preocupaciones, obligaciones e inquietudes, y la mejor forma de hacerlo es estimulando la parte posterior de su cuerpo. La espalda, la cabeza, el cuello…

· El receptor cabeza arriba: una vez se consigue el estado de relajación propicio, llega el momento de darse la vuelta. Es en este instante cuando los cinco sentidos pasan a ser los protagonistas de la velada. El tacto, la vista, el gusto, el oído y el olfato se potencian al nivel máximo. Gracias a nuestros/as masajistas, es posible pasar de la relajación a la pura excitación en tan solo un instante.

En Centro Milenium disponemos de masajistas profesionales en la realización de masajes eróticos y tántricos en Málaga.

Sin comentarios

Deja tu comentario

once + quince =